10
Mar

MODeLiC y ScienceFlows lanzan el proyecto NOSUM para desarrollar un kit personal que permite detectar droga de sumisión química en la bebida

El proyecto NOSUM, liderado por el grupo de investigación MODeLiC y que cuenta con la participación de ScienceFlows, ha desarrollado un sistema de sensores colorimétricos que cambian de color ante la presencia de ácido γ-hidroxibutírico (GHB). El GHB es un compuesto incoloro, inodoro y de sabor ligeramente salado que provoca la anulación de la voluntad de la persona que lo ingiere.

Este compuesto, prohibido en España, ha estado presente en al menos 100 casos de agresiones sexuales según datos facilitados por la Policía Nacional. El problema es que, además de ser indetectable a la vista, el GHB se metaboliza de manera muy rápida. Las víctimas, cuando se recuperan, en ocasiones no recuerdan con claridad qué ha pasado y cuando se deciden a acudir a un centro de salud, es posible que no se detecte la droga. Además, el GHB no se detecta en la sangre o la orina en los análisis toxicológicos sistemáticos.

Fase de pruebas

Muestra de cambios de fluorescencia y color de disoluciones que contienen GHB.

El objetivo final de NOSUM es poner a disposición de la sociedad un kit personal de detección rápida, de forma que cualquier persona pueda comprobar in situ si su bebida ha sido adulterada.

Los dos equipos de investigación pretenden que sea un kit fácil de utilizar y adaptado a las necesidades de los jóvenes. Por ello, este proyecto lanzará durante este curso un periodo de pruebas en la que se reclutará a 50 mujeres de entre 18 y 28 años. Las participantes, seleccionadas entre todas las voluntarias que se presenten cuando se inicie esta fase, serán estudiantes de la Universitat de València. Cada una recibirá 3 kits de detección, así como una breve sesión de formación.

Su aportación será crucial para el desarrollo del proyecto ya que, además de que podrán utilizarlo cuando consideren, ofrecerán al equipo de investigación información acerca de posibles mejoras.

En caso de que alguna de las muestras ofrezca un resultado positivo, enviarán la muestra positiva al laboratorio MODeLiC, donde se realizarán análisis posteriores que confirmen el positivo, de manera que se pueda garantizar la fiabilidad del detector.

En esta primera fase participarán únicamente mujeres ya que el 90% de las víctimas de delitos en los que ha habido alguna sustancia química han sido sufridas por mujeres, según datos de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias (SEMES).

Encuesta sobre la percepción del riesgo

Este proyecto contempla también la realización de un estudio para evaluar el grado de aceptación de este tipo de dispositivos por parte de la juventud. Además, se pretende también recoger datos sobre la percepción del riesgo de las jóvenes universitarias ante la droga por sumisión química.

Puedes seguir las novedades del proyecto en twitter e instagram

Diseño y evaluación de un kit personal para prevenir las agresiones sexuales por sumisión química (noSUM).
Financiado por el Ministerio de Salud dentro del Plan Nacional de Drogas.
Más información